como-reducir-el-estres-dominus-natura

Todos en algún momento de la vida hemos sufrido de estrés excesivo, nos dejamos perturbar por la presión laboral, el horario ajetreado, los trabajos de la universidad, las tareas del hogar, entre otras responsabilidades; y todo se nos hace tan grande que nos sentimos incapaces de continuar. ¿Te sientes identificado? ¡Tranquilo! hoy te contaremos 6 formas efectivas de combatir y reducir el estrés.

En primer lugar debes saber que el estrés es una reacción normal y saludable relacionada a un cambio o desafío en nuestras vidas, pero si el estrés continúa por semanas puede llegar a afectar nuestra salud; pues los factores estresantes de la vida cotidiana tienen la capacidad de acomularse si no los mantenemos bajo control, ¿pero como hacerlo?

No es tan difícil, pero si totalmente necesario, pues la acomulación del estrés puede generar síntomas como nerviosismo, agitación, corazón acelerado y dolor en el pecho; además de desencadenar molestos dolores de cabeza, problemas en el metabolismo, depresión, dificultades de aprendizaje e incluso enfermedades respiratorias. 

¿Qué pasa cuando nos estresamos?

Cuando enfrentamos cualquier tipo de situación estresante, usualmente percibimos que nuestro pulso se acelera, respiramos un poco más rápido, sentimos que nuestros músculos se tensan, el cerebro aumenta su actividad consumiendo más oxígeno del que consume generalmente y se libera la hormona del estrés, el cortisol.

El estrés puede ser positivo o negativo; cuando consideramos que las consecuencias de las situaciones estresantes serán favorables, hablamos de un estrés positivo, pero si se consideran desagradables o perjudiciales, es un estrés negativo. 

De igual manera, en cualquiera de los dos casos, el estrés produce cansancio y como anteriormente lo mencionamos, afecta directamente factores cognitivos, fisiológicos y motores. 

¿Cómo reducir el estrés?

Todos experimentamos el estrés de diferentes maneras, podemos estar enojados, irritables, podemos tener dificultades para dormir, tener algún tipo de malestar estomacal o dolores de cabeza; para manejarlo es importante que reconozcamos su presencia en nuestras vidas y que identifiquemos cuáles son las situaciones que pueden generarnos mayor estrés.

Por lo demás, puedes involucrar algunas sencillas conductas que te mostraremos a continuación en tu rutina diaria, te aseguro que serán excelentes estrategias para reducir el estrés de manera efectiva. ¡Comencemos!

1. Busca el equilibrio

No todo en la vida es trabajo y no todo en la vida es placer, por lo que es importante que equilibres tus obligaciones con actividades que disfrutes, como pasar un tiempo con tu familia, pareja o amigos. ¡Todo es cuestión de equilibrio! Saca un espacio para todo, trabaja y cumple con tus deberes, pero también date el gusto de descansar, relajarte o cambiar de ambiente. 

2. Haz ejercicio con regularidad

Esta es una excelente manera de quemar la energía generada por la ansiedad, caminar por ejemplo 30 minutos al día, al aire libre, puede ayudar a levantar el ánimo, relajar la mente, activar el cuerpo y reducir el estrés. Muchos estudios señalan que al hacer ejercicio el cerebro libera químicos que nos hacen sentir bien y para hacerlo más fácil puedes elegir cualquier actividad física que disfrutes, como nadar, bailar, montar en bici, etc. 

3. Establece prioridades

Haz una lista de tus pendientes y decide qué cosas debes hacer con urgencia y que otras pueden esperar, también puedes organizarlo todo en una aplicación o calendario, esto te ayudará a llevar un control y a mantenerte al día con las tareas, dejando de lado la tendencia de procrastinar o posponer todo para después. También es válido decir no a tareas nuevas si te sientes abrumado, pues asumir demasiadas responsabilidades te puede dejar con una sensación de agobio.

4. Practica técnicas de relajación

La meditación es una técnica que trae efectos super beneficiosos para el ámbito físico y psicológico, además de que se considera muy útil para la gestión del estrés y la reducción de emociones negativas. Y si meditar no es lo tuyo pero quieres comenzar por algo, siempre podrás intentar los ejercicios de respiración, pues está comprobado que respirar de manera controlada ayuda a bajar la presión arterial, el ritmo cardiorrespiratorio y genera calma. ¡Seguro no te arrepientes de intentarlo!

5. Suelta el control por un momento

Cuando comienzas a reconocer que existen diversas cosas que no puedes cambiar, te permites dejarlas ir, sin alterarte. Además también es importante que aprendas a delegar, pues al trabajar en equipo puedes darte mayor tranquilidad, en vez de asumir toda la carga de trabajo. Te aseguro que con una buena organización todo estará bajo control.

6. Ríe más

La risa es una excelente terapia para reducir el estrés, pues cuando te ríes aligeras tu carga mental y produces cambios positivos en tu cuerpo; dado que también reduce la tensión muscular. Como nota adicional, a largo plazo, la risa ayuda a mejorar el sistema inmunitario y tu estado de ánimo. ¡No es demasiado complicado! Basta con que leas algunos chistes, mires una comedia, pases un rato con tus amigos divertidos o que pruebes el yoga de la risa; ya verás como te libera. 

En conclusión, debemos aceptar la presencia del estrés en nuestras vidas, pues este puede aumentar en tu lugar de trabajo o en tu vida personal; pero después de leer este artículo ya tienes todas las herramientas para reducir el estrés y esa presión que sientes a nivel de ansiedad. Todo bajo control, ¡cero estrés!

Si te gustó, compártelo aquí...